Prácticas agroecológicas en la producción de hortalizas y vegetales

Introducción

La excelente vocación hortícola del Valle del Guarco en Costa Rica ha convertido esta región en uno de los sitios con mayor utilización de agroquímicos del país. La producción hortícola en esta zona se caracteriza por la presencia de monocultivos en las laderas de montañas, con una alta propensión a la erosión del suelo por escorrentía. El uso excesivo de agroquímicos quedó evidenciado en estudios sobre la presencia de plaguicidas en hortalizas[1]. Los productos en los que se hallaron residuos de plaguicidas con mayor frecuencia fueron el chile dulce (morrón), la lechuga, el tomate y el repollo. Se ha determinado que las hortalizas y las frutas abastecidas por productores de esta zona presentan el riesgo latente de residuos de plaguicidas[2]En esa zona se encuentra la Finca La Socola, un oasis ecológico de producción de hortalizas mediante un sistema de agricultura orgánica. Sin agroquímicos, en armonía con la naturaleza y con la aplicación de técnicas agroecológicas, el propietario de la finca, Roberto Castro, produce más de 20 cultivos en un área de 12 000 m2.

Localización

La Finca La Socola está ubicada en las laderas del volcán Irazú en Cipreses de Oreamuno, provincia de Cartago, Costa Rica. Esta región se clasifica en la zona de vida del bosque húmedo premontano, tiene un rango de precipitación de los 2 000 a los 3 000 mm/año y se caracteriza por tener cinco meses de periodo seco. Se encuentra entre los 1 500 y los 2 000 msnm y la temperatura oscila entre los 8 ºC y los 24 ºC durante el año

[1]

.

Descripción de las buenas prácticas

La agricultura orgánica no solo permite que los ecosistemas se adapten mejor a los efectos de los cambios climáticos, sino que también ofrece un mayor potencial para reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Por ejemplo, las emisiones de CO2 por hectárea de los sistemas de agricultura orgánica son del 48 % al 66 % menores que las de los sistemas convencionales[1]. Con la finalidad de hacer su sistema productivo más resiliente y adaptado, don Roberto practica en su finca orgánica varios principios de agroecología y sostenibilidad[2], entre los cuales se destacan los siguientes:

  • Reducción del uso agroquímicos
  • Uso de insumos naturales y locales.
  • Manejo eficaz de los nutrientes, reciclando la biomasa en fertilizantes orgánicos.
  • Reducción de la cantidad de labranza para minimizar la erosión del suelo y la pérdida de agua/humedad y nutrientes.
  • Promoción de la actividad biológica del suelo para mantener y mejorar su fertilidad.
  • Mantenimiento de un alto número de especies y de la diversidad genética.
  • Utilización de tecnologías limpias y eficientes para el uso de la energía y el agua. 

Implementación y resultados

Don Roberto tiene 18 años de cultivar en forma orgánica. La transición desde el uso de agroquímicos a la aplicación de métodos agroecológicos fue un proceso que le tomó tres años. Se inició con un cambio en la visión sobre su finca, para ser entendida como un agroecosistema. Al tomar la decisión de trabajar con procesos naturales, don Roberto tuvo que comprender que se trataba de un nuevo sistema de producción, muy diferente del que había usado hasta ese momento. Don Roberto entendió que no era suficiente con dejar de aplicar agroinsumos sintéticos, sino que se necesitaba construir un sistema diferente basado en el entendimiento y el manejo de los recursos locales, así como de los ciclos naturales de la energía, el agua y los nutrimentos. Por tanto, rediseñó sus huertas para optimizar la salud del suelo y de los cultivos.

Las siguientes son algunas de las prácticas basadas en principios agroecológicos que le ayudaron a reducir las emisiones de GEI y a adaptar su finca al cambio climático:

Manejo integrado de plagas:

Tipo de control

Ejemplo de prácticas realizadas

Biológico

Uso de hongos antagonistas e insectos benéficos.

Etológico

Empleo de repelentes, trampas adhesivas y feromonas.

Cultural

Monitoreo constante, mayor diversidad posible dentro de su policultivo, siembra intercalada, rotación de cultivos y utilización de variedades resistentes.

Agrobiodiversidad: Esta permite que la Finca La Socola sea más resiliente a las plagas y enfermedades; también le facilita a don Roberto seleccionar variedades que se adaptan mejor a las condiciones climáticas y asociarlas entre ellas para generar sinergia, favoreciendo los servicios ecosistémicos.

Utilización de abonos orgánicos: Para nutrir los cultivos don Roberto utiliza varios tipos de abono orgánico: bokashi, lombricompost, compost y bioles (biofermentos).

Agricultura protegida: Algunas especies no se adaptan a las fuertes lluvias, por lo que él construyó un invernadero para la producción de solanáceas y apio.

Riego por goteo y aspersión: Le brinda la oportunidad de satisfacer los requerimientos cuando no hay suficientes precipitaciones.

Barreras vivas que protegen los cultivos de los vientos y de las aplicaciones de plaguicidas en las parcelas vecinas.

Siembra de árboles frutales y nativos para atraer aves, proveer sombra y conservar la humedad.

Factores de éxito

El haberse asociado con otros productores favoreció que el proceso de transición desde la agricultura convencional a la orgánica fuera más sencillo, ya que la APROZONOC brindó las capacitaciones y asesorías adecuadas. Un conocimiento profundo de los principios de la fitopatología y de la teoría de la producción orgánica le permite a don Roberto tomar decisiones basadas en muestreos y aplicar oportunamente medidas preventivas o correctivas. Don Roberto cuenta con proveedores de insumos biológicos y semillas de confianza, que le garantizan la calidad y la efectividad de los materiales que usa.

Lecciones aprendidas

La correcta aplicación de los fundamentos de la agroecología permite aumentar la capacidad de un agroecosistema ante los cambios de clima y reducir la emisión de GEI. Don Roberto aprendió a regular el equilibrio entre la adaptabilidad a largo plazo y la eficiencia de corto plazo. En su finca, don Roberto ha sacrificado la facilidad del manejo de la agricultura convencional, pero a mediano plazo ha construido un mejor suelo que no requiere fertilizantes y produce plantas saludables que no requieren pesticidas. Hoy cuenta con productos diferenciados por su calidad nutritiva, que le han provisto de clientes fieles en las ferias del agricultor y que le solicitan canastas de productos semanales.

Recomendaciones

La agroecología y la producción orgánica de hortalizas no se limitan únicamente a no utilizar agroquímicos, sino que buscan crear un ecosistema integrado, donde cada una de sus partes cumple una función y tiene un propósito. Es importante entender las relaciones que existen entre cultivos, ambiente, plagas, suelo y el manejo apropiado, pues ello permitirá fomentar sinergias y servicios ecosistémicos, aumentar las probabilidades de éxito de los sistemas agrícolas y lograr que sean más resilientes y adaptados a las condiciones de clima cambiante. El proceso de transición desde un sistema de producción convencional a uno de agricultura agroecológica variará dependiendo de los sitios y la actividad específica de que se trate. Es importante que los interesados en realizar esa transición se informen y capaciten, lo que les evitará pérdidas económicas y momentos de frustración. Tal como se indicó anteriormente, los beneficios que brindan los sistemas de producción agroecológica son variados, pero no se logran de un día para otro, pues se requiere cierto tiempo para alcanzar el equilibrio del agroecosistema y para que sus beneficios sean más tangibles para el agricultor. La aplicación de la mayor cantidad posible de principios agroecológicos en un sistema productivo llevará a un equilibrio natural, mejorará las relaciones entre los distintos componentes y generará la mayor cantidad posible de interacciones, lo que les permitirá a los productores agroecológicos sacar el máximo provecho a ese sistema.

Referencias

Agroecology.org. s. f. Principios de agroecología y sostenibilidad (en línea). s. n. t.Consultado 29 mar. 2016. Disponible en http://www.agroecology.org/Principles_List_sp.html.

 

APROZONOC (Asociación de Productores Orgánicos de la Zona Norte de Cartago, Costa Rica). s. f. Historia de la provincia de Cartago y de Aprozonoc (en línea). Tierra Blanca, Cartago, Costa Rica. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en https://sites.google.com/site/aprozonoc/wwwecomineralesdeoccidentecom.

 

APROZONOC (Asociación de Productores Orgánicos de la Zona Norte de Cartago, Costa Rica). 2009. Lista de productores miembros (en línea). Tierra Blanca, Cartago, Costa Rica. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en https://sites.google.com/site/aprozonoc/lista-de-productores-miembros.

Bioversity International. 2013. Plan de acción estratégico para fortalecer la conservación y el uso de los recursos fitogenéticos mesoamericanos para la adaptación de la agricultura al cambio climático–PAEM 2014-2024 (en línea). Cali, Colombia. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en https://www.bioversityinternational.org/fileadmin/_migrated/uploads/tx_news/Plan_de_accion_estrategico_para_fortalacer_la_conservation__PAEM_1683.pdf.

 

ElBuenComer TV. 2015. Cultivo de Lechuga Orgánica de Finca La Socola!!!! (en línea, video). San José, Costa Rica. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=YLnkJOdRkn4.

FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Italia). 2002. Captura de carbono en los suelos para un mejor manejo de la tierra (en línea). Roma, Italia. Consultado 29 mar, 2016. Disponible en http://www.fao.org/docrep/005/y2779s/y2779s05.htm.

 

FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Italia). 2003. Agricultura orgánica, ambiente y seguridad alimentaria (en línea). Roma, Italia. Consultado 29 mar. 2016. Disponible enhttp://www.fao.org/docrep/005/y4137s/y4137s07.htm.

 

Finca Orgánica La Socola. 2013. Finca orgánica La Socola (en línea, Facebook). Cartago, Costa Rica. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en https://es-es.facebook.com/Finca-organica-La-Socola-607334912618239/.

García, JE. 1997. Consecuencias indeseables de los plaguicidas en el ambiente (en línea). Agronomía Mesoamericana 8(1): 119-135. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en http://www.mag.go.cr/rev_meso/v08n01_120.pdf.

 

MAG (Ministerio de Agricultura y Ganadería, Costa Rica). 2010. Caracterización biofísica de las zonas definidas para la implementación de las opciones de cosecha de agua (en línea). Nicoya, Costa Rica. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en http://www.mag.go.cr/biblioteca_virtual/bibliotecavirtual/a00269.pdf.

 

Ministerio de Salud de Costa Rica; OPS (Organización Panamericana de la Salud, Estados Unidos). 2003. Efectos de los plaguicidas en la salud y el ambiente en Costa Rica. San José, Costa Rica. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en http://pnp.cr/index.php/en/literature-and-bibliography/bibliografia/uso-y-control-de-agroquimicos/29-ops-oms-2003-efectos-plaguicidas-ambiente-y-salud/file.

 

Rojas, F; Alvarado, C; Granados, C; Didonna, F; Campos, J; Acuña, J; Víquez, J; Vargas, R. 2002. El gobierno local de Oreamuno en la gestión de políticas de desarrollo rural. Cartago, Costa Rica, ILIDES. Consultado 29 mar. 2016. Disponible en http://ilides.org/media/uploads/cyclope_old/adjuntos/cartagocr.pdf.

 

Contacto: Roberto Castro Gómez, tel. (506) 86414932.

Descargue ficha técnica